Aportaciones de los debates

El proceso para orientar la actuación de las Biblioteques de Barcelona para el periodo 2011-2020 ha tenido un hito importante con la realización de las jornadas Los futuros de la biblioteca pública que han tenido lugar en el auditorio de la Biblioteca Jaume Fuster del 13 al 15 de octubre de 2010, con más de 400 asistentes.

El programa se ha estructurado en tres ámbitos de debate: Usuarios y servicios, Contenidos digitales y Espacios.

Hemos contado con la participación de directores y responsables de bibliotecas públicas europeas y de profesionales del mundo de la edición y de la arquitectura. Hemos elaborado un documento que recoge las ideas fuerza más relevantes del conjunto de aportaciones realizadas. Las hemos agrupado siguiendo los tres ámbitos de trabajo de las Jornadas.

USUARIOS Y SERVICIOS

1. Los usuarios son realmente el centro del servicio. Hay que pensar el espacio para los usuarios y no para la colección: la biblioteca es para la gente no para los libros. La biblioteca debe ser un lugar para estar, para relacionarse. Un espacio que canalice las experiencias colectivas.
2. Necesitamos conocer mejor a los usuarios y los usos que hacen de la biblioteca. Debemos conocer los motivos de los no usuarios para incorporarlos como usuarios de los servicios de la biblioteca.
3. Hay que orientar los recursos y servicios en función de los intereses de los usuarios, siguiendo un concepto más comercial de segmentación de la oferta. El marketing de servicios debe tener un papel más central en las políticas bibliotecarias. La comunicación interpersonal entre profesionales y usuarios es un elemento clave. Las bibliotecas deberían tener menos mostradores y los profesionales deberían acercarse al usuario de manera activa.
4. La biblioteca debe hacer una apuesta por los jóvenes. La especialización de los servicios en temas de su interés puede ser una vía de implicación de este grupo. Tenemos que construir con ellos.
5. Es necesario incorporar la innovación en los proyectos de la biblioteca y a la vez la biblioteca debe actuar como un centro de innovación social.
6. La participación de la mano de la cooperación. La biblioteca debe escuchar y facilitar canales de participación y de implicación de los usuarios y otros agentes y al mismo tiempo establecer marcos de trabajo cooperativo.
7. En la biblioteca pasan muchas cosas. Es un servicio que se puede mirar desde diferentes perspectivas. Ya no basta con situar el servicio de préstamo como servicio central, tenemos que avanzar de la transacción a la creación en un sentido amplio. La lectura, la formación y las iniciativas para la cohesión social deben tener centralidad en los servicios de las bibliotecas.
8. No debemos diferenciar los servicios de la biblioteca por ser virtuales o presenciales: la biblioteca los integra y los conecta con el usuario.
9. Las nuevas necesidades de la biblioteca nos plantean dos posibles modelos en lo referente a los perfiles profesionales: más y nuevas competencias de los profesionales bibliotecarios o bien la incorporación de nuevos perfiles profesionales en la biblioteca.

La frase del ámbito:
La biblioteca es una marca muy potente. Debemos dar a conocer todo lo que se puede encontrar en ella y todo aquello en lo que la biblioteca puede contribuir. Debemos fijar la actividad principal de la biblioteca y estar abiertos a otras actividades relacionadas.

CONTENIDOS DIGITALES
Más preguntas que respuestas. ¿Algunas certezas?

1. Será difícil mantener la cadena de valor del libro con las intermediaciones actuales … al menos en términos generales.
2. Las diferentes intermediaciones deberán aportar valor a la cadena … o no sobrevivirán.
3. El libro digital todavía es un mercado muy incipiente … en Europa.
4. La coexistencia del libro digital con el papel parece asegurada … al menos por unos cuantos años.
5. Aunque la experiencia de lecturas es diferente según la forma -texto, imagen o sonido-aunque conocemos poco los cambios que conlleva la lectura digital en los procesos cognitivos y en el uso de diferentes dispositivos de lectura.
6. El género acabará eligiendo el formato más adecuado de apoyo.
7. En el sector del libro digital hay dos o más modelos de negocio: el que tiene una oferta más comercial y el que quiere facilitar acceso a los contenidos con una relación directa autor-lector.
8. Al modelo abierto y al modelo protegido de los diferentes dispositivos se impondrá un modelo mixto.
9. La tecnología no es lo importante, pero hay que apostar por dispositivos no propietarios y por estándares compatibles.
10. Tenemos unas leyes de Copyright no adecuadas a los nuevos entornos digitales.
11. La creación y la digitalización de contenidos nos ofrece muchas nuevas posibilidades en el trabajo de las bibliotecas.
12. La incorporación de los contenidos digitales en las bibliotecas se debe trabajar desde una perspectiva de país, con flexibilidad a la hora de personalizar de manera local.

La frase del ámbito:
Lo importante es que se lea.

ESPACIOS

1. Las ciudades europeas continúan proyectando grandes equipamientos bibliotecarios: Helsinki y Oslo son un ejemplo.
2. En una red local de bibliotecas es necesario que cada centro tenga un perfil que responda a las necesidades del entorno. Es importante que la red tenga una biblioteca central grande que dé visibilidad al servicio y funcione como icono de la ciudad, pero no hay que sobrevalorar su papel.
3. Debemos programar y planificar las bibliotecas con la gente: ciudadanos, usuarios y trabajadores, es decir “con” y no “para”. Un trabajo en cooperación de los arquitectos, los bibliotecarios, otros profesionales y los usuarios.
4. Es importante poder experimentar algunas propuestas innovadoras a pequeña escala antes de generalizarlas o de incorporar en determinados proyectos.
5. La biblioteca es un espacio público que actúa como ágora y ayuda a construir comunidad.
6. Para diseñar los espacios es básico conocer los usos de la biblioteca: las personas acaban modelando los mismos.
7. Cuidar los espacios interiores es cada vez más necesario ya que los usuarios pasan cada vez más tiempo en la biblioteca. Por eso hay que cuidar también el interiorismo.
8. Necesitamos espacios con capacidad de seducción y de estímulo a la lectura. Queremos espacios flexibles: debemos incorporar a la flexibilidad de los espacios la flexibilidad de las instalaciones. Es importante que haya espacios libres y disponibles que puedan generar actividades no previstas.
9. La biblioteca en su valor intergeneracional es el único espacio público que ofrece un lugar de convivencia para todas las edades.
10. Es necesario incorporar la habitabilidad a los ámbitos que configuran el círculo de la sostenibilidad: materia, agua y energía.
11. La biblioteca pública debe ser un instrumento educador de los aspectos vinculados a la sostenibilidad. El propio edificio debe ser sostenible y explicar sus virtudes medioambientales. La biblioteca además debe actuar como elemento promotor de este valor. Los gestores de la biblioteca tienen la responsabilidad social de incorporar este tema.
12. La biblioteca no es una isla, es parte de un sistema, es un nodo clave (como los mercados). Este hecho se debe tener presente en el momento de pensar el emplazamiento de una biblioteca y también a la hora de facilitar medios de movilidad sostenible: a pie, bicicleta …
13. Cuando hablamos de sostenibilidad el aspecto económico se debe analizar a largo plazo, teniendo en cuenta que la inversión debe incorporar la explotación.

La frase del ámbito:
No utilizemos la sostenibilidad en vano: es un tema demasiado importante.

Anuncis
%d bloggers like this: